Supersónicos no pudo celebrar con triunfo su clasificación a la postemporada de la Copa Superliga Profesional de Venezuela, luego de que cayera frente a Guaiqueríes de Margarita 55-50 en un accidentado encuentro.

Los espaciales ya se encontraban virtualmente con el boleto en la mano, después de lo que había sido la victoria contra Gladiadores de Anzoátegui, aunque no fue sino este martes cuando se hizo oficial tras la derrota de Cangrejeros de Monagas frente a Centauros de Portuguesa, en el primer partido de la jornada del Grupo B.

Sin embargo, un lauro frente a los insulares hubiese significado el tercer lugar en la tabla de posiciones y así ir contra el segundo sembrado del Grupo A, pero el objetivo no fue alcanzado.

El careo, que significó el décimo para Supersónicos en la fase regular, tuvo un desenlace si se quiere extraño, en el que la defensa y las imprecisiones estuvieron a la orden del día. 

Guaiqueríes tomó la iniciativa desde el propio primer periodo, a pesar de los múltiples esfuerzos hechos por los espaciales para tomar el liderato de las acciones. Los diez minutos iniciales se esfumaron y la tribu dejó sólida ventaja de 23 a 12.

El coach José Gallardo y sus dirigidos no se amilanaron. Al contrario, para el segundo cuarto saltaron con el ímpetu por los aires, con Tulio Cobos y Jaelyn Johnson a la cabeza y eso le valió para meterse de nuevo en partido y achicar distancias a un 40 a 35.

Una vez consumado el tiempo de descanso, fue donde la rareza se hizo presente. Para el tercer capítulo, a ambas escuadras les costó tremendamente anotar. Tiros erráticos, balones perdidos y férrea defensa, eso fue lo que causó que transcurridos casi 6 minutos de parcial el tanteador solo se movió en solo una ocasión, con una canasta del supersónico Jhonatan Acosta. Guaiqueríes tuvo una leve “reacción”, aunque sin hacer mayor daño, porque Supersónicos se lo impidió en todo momento para que el cuarto terminara tan solo 45 a 40. 

Muy poco cambiaron las acciones en el periodo final. La tónica del tercero se mantenía. Al marcador le costaba moverse. Aun cuando para ambos elencos el desafío no tenía mayor trascendencia, el orgullo y la sed de triunfo de los jugadores propició un reñido y parejo encuentro enmarcado por la defensa, en que los puntos se hicieron extrañar y al final, con apenas una decena de unidades anotadas por cada club, expiró el cronómetro en su totalidad y los insulares sacaron la mejor parte.

“Fue un encuentro difícil para todos. Naturalmente apuntábamos a una victoria que nos llevara a mejor posición, pero lamentablemente no pudimos. Nuevamente reconozco el esfuerzo hecho por mis muchachos y no nos queda otra, que no parar el trabajo para ahora viajar a Caracas a intentar dar la campanada”, señaló el entrenador Gallardo tras el enfrentamiento.

A la espera de que se defina todo en el Grupo A, todo apunta a que Supersónicos deberá dirimir su pase al final four contra Spartans de Distrito Capital. Mientras eso se define, el equipo trabajará un día más de entrenamiento en la isla de Margarita antes de emprender su vuelo de regreso a casa, el Parque Miranda.